Mayor of Kingstown: justicia y la vida en prisión

La oferta de streaming ha crecido lo suficiente como para que muchas veces nos quedemos por largos minutos, buscando algo que ver,  explorando por las carátulas intentando que aparezca algo que llame la atención.

Busco algunas joyas que valga la pena ver, con buenas actuaciones y argumentos sólidos. Huyo de las tendencias y las más populares. Me bastó un capítulo de «El juego del calamar» para desistir de la morbosa matanza humana, por ejemplo.

Revisando Paramount Plus, me encontré con Mayor of Kingston, una serie que transcurre en un pueblo pequeño de Michigan y cuenta la historia de la familia McLusky, inserta en el negocio carcelario, a medio camino entre lobbystas informales y mandatarios de confianza, que arreglan problemas y encargos entre los de adentro y los de afuera.

La serie muestra de forma magistral, el sistema de justicia paralelo que a menudo se crea en los sistemas penitenciarios, donde los conflictos se resuelven de acuerdo a códigos de costumbre, que están muy arraigados no sólo en los presos, sino que también los proyecta en algunos integrantes de las agencias estatales, esto se convierte en un negocio próspero y fértil, que no acaba nunca, porque vive del siempre vigente castigo estatal.

En el elenco hay conocidos actores, como Jeremy Renner (Avengers, Era de Ultrón), Kyle Chandler (El Lobo de Wall Srteet), Hugh Dillon (Yelllowstone), Aidan Gillen (Game of Thrones) y Dianne West (Mula) entre otros. La serie destaca por su buena fotografía y excelentes diálogos. La Penitenciaría de Kingston, en Canadá, es la locación perfecta para la filmación.

La recomiendo si estás buscando una serie que combine buenas actuaciones y un argumento sólido que aborde el equilibrio entre el mundo de los privados de libertad y de los que muchas veces determinan lo que se vive adentro. Entre tanto material desechable que se ha colado al streaming, es bueno saber que la oferta , aún privilegia la calidad por la cantidad y de paso es un buen ejercicio para conocer los caminos invisibles del castigo estatal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Site Footer

Contact Us