Es tiempo de la inteligencia artificial en los tribunales

Mediante la inteligencia artificial, incorporamos información a las máquinas para que ejecuten procesos que hacemos los humanos.  Es lo que hace el cajero cuando insertas la tarjeta y entrega exactamente la suma de los billetes pedidos, o cuando Siri enciende las luces de tu casa, o Waze te indica la mejor ruta para tu destino, o Tidal elige la música que más te gusta.

Recién hace un par de semanas, descubrí Jarvis, un programa que escribe lo que pidamos, revísenlo, se sorprenderán de sus capacidades. Es a prueba de plagios y permite la edición del solicitante. He visto un par de sitios en Medium, escritos completamente con inteligencia artificial. No verán eso en mi blog, disfruto escribir las entradas.

Hemos automatizado muchas tareas cotidianas. Un mundo complejo como el que nos ocupa, exige más inmediatez y producción que hace unos años.  En el ámbito legal, el aumento exponencial de los conflictos,  presiona al sistema en la búsqueda oportuna de soluciones. La justicia tardía, no es justicia, dicen.

Pensaba en el modelo «jarviano» y lo recurrente de algunos asuntos en las Cortes. Por ejemplo, hace un tiempo, los recursos contra las Isapres, se tomaron los ingresos y hubo que hacer una oficina especial dedicada al tema. La solución era alternativa, si o no al alza de los planes. Ves unos cuantos escritos, y concluyes que son todos iguales, porque el copy-paste, cuestión impensada hace unos cincuenta años, hoy permite hacer cientos de recursos de protección en unas cuantas horas.

Desde hace un tiempo, la ley de extranjería da mucho trabajo. Personas a la espera de la regularización de su condición en nuestro país, también recurren por la vía de la protección o el amparo, y las decisiones son más o menos análogas. Hoy por hoy un plazo para pronunciarse sobre las soliciudes.

Pienso en cuestiones como los abandonos de procedimiento, un asunto en principio matemático, que con los algoritmos adecuados, podría resolverse muy rápido, simplemente alimentando al sistema con los trámites que si dan curso progresivo a los autos, con las disidencias de por medio.

Podría seguir con varios ejemplos más.

El Poder Judicial, no ha sido refractario a los cambios. En Chile tenemos una página que entrega la información adecuada y oportuna. Hoy por hoy, los cambios tecnológicos son inevitables y quizá sea el tiempo de incorporar la inteligencia artificial en la dictación de algunas resoluciones de trámite fácil y previsible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Site Footer

Contact Us