La incorporación de evidencia en el juicio oral

Usted está en juicio y se hace necesario incorporar la evidencia que demuestra su teoría del caso.

Si se trata de introducir el arma que se usó para matar, la línea de interrogación al policía que la encontró, va a girar en algún momento hacia la línea de examen directo relativa al objeto utilizado en el homicidio.

El interrogado dirá sus características generales, dónde la encontró y en qué circunstancias.  Luego que haya explicado convenientemente estos asuntos, el litigante le muestra el arma, para que el testigo la reconozca, con su cadena de custodia y estaremos en condiciones de introducirla al juicio. Veamos las etapas del interrogatorio.

Las etapas de incorporación de evidencia

Para incorporar un objeto como prueba, es necesario un interrogatorio que considere tres etapas:

  • La descripción del objeto: en esta parte del interrogatorio, es necesario que el testigo se refiera a él, en sus características principales, de tal manera que el juzgador asimile la idea de que el testigo conoce el objeto Es necesario situar el contexto, explicando cómo el testigo lo conoce, si lo observó, si lo tuvo en sus manos o lo analizó, denotando aquellas actividades propias, que lo conecten con la evidencia.
  • La exhibición del objeto: es la fase en que el litigante muestra el objeto al testigo, para que este lo manipule, lo observe, vea las características que lo identifican con lo descrito previamente. Observará y destacará la cadena de custodia, por ejemplo. Frente al tribunal dirá que, efectivamente, es el objeto al cual se ha referido e indicará por qué es el objeto. Destacará alguna característica ya mencionada o un detalle definitorio.
  •  La incorporación del objeto: en esta etapa, el litigante solicita al tribunal, que se tenga por incorporado el objeto en parte de prueba. Solo, entonces, estará en condiciones de ser valorado por el juzgador.

Incorporado como prueba, el objeto está a disposición de los demás litigantes, para ser evaluada por el Tribunal o utilizada en algún contra examen, por ejemplo.

La realidad no siempre coincide con la técnica

Desafortunadamente, cada día mas, estas técnicas se olvidan en el juicio oral o simplemente se ignoran. El tribunal  entiende que los litigantes conocen el objeto y no exigen el estándar de ejecución probatoria que exige el acto.

Cuando ello ocurre, el testigo está siendo interrogado y sin descripción previa, el abogado pide autorización para «mostrar al testigo la prueba señalada con la letra…». Es momento de objetar y exigir la ejecución correcta de la técnica.

En mi libro en preparación sobre litigación oral, vuelvo sobre este tema, que me parece fundamental en su ejecución correcta.

Todas las técnicas de litigación están concebidas para servir instrumentalmente a la prueba. Los jueces están obligados a velar por la ejecución correcta.  Es un elemento fundamental para la valoración.  

No olvide la tríada descripción, exhibición e incorporación.

Abogado, Magister en Derecho Penal, Profesor de Derecho Penal, Procedimiento Penal y Litigación Oral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Site Footer

Contact Us