La bronca

Esta semana el programa Informe Especial de TVN,dejó al descubierto a un grupo de parlamentarios que no han regularizado sus construcciones y el tema estuvo top en redes sociales por varios días. El amplio abanico político de los involucrados, nos recordó una vez más los problemas de consistencia entre lo público y lo privado, a mi juicio una de las razones importantes para la mala evaluación de quienes nos representan, y uno de los detonantes de la crisis política y social que comenzó hace aproximadamente un año.

Max Weber decía que «el político debe tener amor apasionado por su causa; ética de su responsabilidad; mesura en sus actuaciones». En tres frases, el filósofo alemán resumía el hacer que esperamos, los que disciplinadamente creemos en el sufragio,  como forma legitimante de quien nos gobierna. Esperamos que sean un ejemplo de probidad y recto obrar, porque de su trabajo depende el bienestar general del país en su dimensión normativa y de ejecución. Pero ya en enero de este año, el Congreso era evaluado con un 3% y la clase política con un 2%.Y el rechazo ciudadano a políticos tradicionales en la próxima Convención Constituyente, parece ir en el mismo sentido.

En toda crisis política, los partidos inevitablemente tienen alguna responsabilidad. Tocqueville decía que «los partidos son un mal inherente a los gobiernos libres», yo prefiero pensar que son las asociaciones insustituibles de participación  en todo sistema democrático. De su prestigio depende la fortaleza de la forma de gobierno y por cierto que el escrutinio público obliga a sus miembros a ser particularmente cuidadosos en sus conductas. Las dictaduras y los autoritarismos de todo cuño, levantan discursos contra la clase política porque anular a los partidos es la mejor forma de neutralizar el disenso.

Pero los partidos no son entes imaginarios, sino que están formados por personas. Quienes que están en cargos de representación, están obligados a observar la ética de lo correcto, porque cuando se apartan de lo deseable, hacen daño a su partido y al sistema político en su conjunto. El divorcio que se observa en Chile entre los representantes y representados, tiene mucho que ver con acciones como las denunciadas en el último Informe Especial. Hoy por hoy, conceptos como la igualdad ante la ley,  el repudio de los privilegios y la igualdad de oportunidades, forman parte indisoluble de los reclamos sociales.

Abogado, Magister en Derecho Penal, Profesor de Derecho Penal, Procedimiento Penal y Litigación Oral.

1 comments On La bronca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Site Footer

Contact Us